Loading...

Desconexión del mundo

Esta primavera pude pasar unas horas mágicas en las Cabañas de Ancares. Mis cinco sentidos regresaron cargados de buen rollo.

Disfruté de las vistas, me inspiré mirando alrededor, me renové respirando el aire que solo existe en aquellas montañas, me llené de paz escuchando la naturaleza y pude acariciar a Charly, que lo podéis ver más abajo a la sombra de un árbol y a León, el perro del vecino. Ahora también vive allí Sancha, para la próxima la conoceré.

Me quedé con ganas de hacer pan gallego (que como dice Jimena, la anfitriona, es nuestro tesoro) y también empanadas. Pero sobretodo me quedé con ganas de zamparlo todo después.

Ya lo tengo apuntado en mi agenda para la próxima visita, que será de varios días, of course, para poder ir al castillo de Doiras y al Castro de Santa María, para ver las pallozas de Piornedo, para hacer las rutas al pico Tres Obispos, al pico Mustallar y a la cascada de Canteixeira y sobretodo para poder hacer muchas, muchísimas fotos.

De vuelta a casa me traeré varios tarros de la miel ecológica más rica del mundo.

Os dejo algunas fotos de mi visita.

Podéis ver más de lo que os cuento en @cabanasancares y más de nuestro trabajo en @mermaidphoto, todo en Instagram.

Varias de nuestras fotografías se publicaron el mes pasado en la revista Harper´s Bazaar, merece la pena leer el artículo donde os explican mucho mejor que yo lo maravillosas que son las Cabañas de Ancares:

https://www.harpersbazaar.com/es/cultura/viajes-planes/a27487840/viajes-hotel-lugo-cabanas-ancares-naturaleza/

cabanas ancares turismo rural en lugo

Leave a Comment

CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.