Loading...
29Aug

Las Cabañas de Ancares

Esta primavera pude pasar unas horas mágicas en las Cabañas de Ancares. Mis cinco sentidos regresaron cargados de buen rollo.

Disfruté de las vistas, me inspiré mirando alrededor, me renové respirando el aire que solo existe en aquellas montañas, me llené de paz escuchando la naturaleza y pude acariciar a Charly, que lo podéis ver más abajo a la sombra de un árbol y a León, el perro del vecino. Ahora también vive allí Sancha, para la próxima la conoceré.